Patrys Beauty Madrid
Madrid Ver mapa
Llámanos directamente: +34 676533050 - WhatsApp +34 642512315

2 nov. 2010

Reeducación alimentar

¿Cuántas veces hemos recurrido a la nevera en busca de un alimento rico solamente porque estamos aburridos? En muchas ocasiones pensamos que tenemos hambre, cuando en realidad lo que nos sucede es otra cosa: a veces, la falta de sueño o de hábitos saludables, nos hacen sentir más apetito del que realmente tenemos.

Economizemos la comida! Hay mucha necesidad en el mundo. Sé vegano. 
 @patryshair 

Si crees que bajar de peso será una tarea imposible porque no puedes dejar de comer, aquí van algunos trucos para reducir el apetito que te ayudarán a controlar tu relación con tus alimentos.
  • Bebe mucha agua. Es impresionante todo lo que podemos llegar a comer cuando no ingerimos líquido. 
  • Un excelente truco para reducir el hambre y por lo tanto, comer menos, es beber mucha agua: llegas a las comidas mucho más satisfecho e hidratado.
  • Toma un multivitamínico. Muchas veces te habrá ocurrido de tener hambre aun después de comer ¿verdad? Eso puede deberse a que el organismo siente la ausencia de ciertos nutrientes. En esos casos, tomando un multivitamínico como complemento nos ayudará a evitar esos “falsos” ataques de hambre.
  • Comer regularmente y lentamente. Un gran truco para reducir el apetito es comer varias veces al día, en lugar de comer mucho limitándonos al desayuno, almuerzo, merienda y cena. Procura, por ejemplo, comer una manzana o beber un yogur entre comidas. 
  • Comer lento también es clave para comer menos: recuerda que el cerebro demora 20 minutos en darse cuenta que está lleno. Si comes más despacio, te llenarás con mayor rapidez y por tanto, pasarás menos hambre. 
  • Lávate los dientes. El aroma refrescante de la pasta dental en nuestros dientes recién lavados es una buena forma de frenar el apetito. Además, no vamos a querer ensuciarlos enseguida ¿no?
  • Haz ejercicio. A diferencia de lo que se puede creer, el ejercicio suprime el apetito temporalmente para mantener la energía en el organismo. Además, si estamos acostumbrados a la actividad física, liberamos una hormona que da sensación de bienestar sin necesidad de recurrir al helado o a los dulces.
  • Bebe café. Una taza de café (sin azúcar) actúa como inhibidor del apetito porque nos llena. Lo mismo sucede con el té verde, que es una bebida muy saludable por sus propiedades desintoxicantes y antioxidantes.
  • Dormir. Un buen descanso no sólo sirve para estar con más atentos durante el día. 
  • Es muy importante nuestra alimentación. Si no dormimos lo suficiente cada noche, nuestro cuerpo recurrirá contínuamente a la comida para recuperar la energía que no obtuvo del descanso. ¡Trata de dormir 8 horas diarias!
  • Distraerse. Una cosa es tener hambre y otra distinta tener ganas de comer porque no se nos ocurre otra cosa que hacer. Sal a caminar, lee un libro, visita un familiar o un amigo y verás que pensarás mucho menos en la comida
  • Fuente vivirsalud.com
  • Editado por @patryshair

Noticias de Belleza

Pinterest

Lo mas visto